Las violentas cifras del mercado de los remedios.

El alcalde de Recoleta, Daniel Jadue merece todo nuestro respeto con las “farmacias comunales” una experiencia que espero se masifique por el bien de todos.

Comparto con ustedes reportaje de www.elmostrador.cl y las “Violentas cifras del mercado de los remedios”

Diferencias de hasta un 150% en medicamentos entre Chile y Argentina motivaron al alcalde de la comuna del norte de Santiago a poner las cifras contra la pared y encontrar una salida a un mercado que sigue siendo controlado en un 90% por tres grandes cadenas farmacéuticas. La iniciativa refriega una realidad a la que hemos estado sometidos por décadas. Esto, a pesar de que el alto costo de los medicamentos no solo prohíbe la igualdad de acceso sino también empobrece a los mismos de siempre.

Hace dos años que Héctor Quintanilla convive con ovnis y apariciones extrañas en su casa de La Florida. Las alucinaciones son parte de lo que su mamá, de 84 años, sufre cuando no tiene los medicamentos a mano para enfrentar el Alzheimer que padece hace dos años, pero que hace uno tiene a la familia con el corazón en los huesos.

“Cuando está con las pastillas, en la casa no hay ovnis –dice Héctor–. Una persona con Alzheimer y sin fármacos es súper violenta porque está a la defensiva, se asusta. Y eso nos afecta a todos”.

Aún así, hay meses en que Héctor no ha podido comprar los medicamentos que su mamá necesita. Es ingeniero comercial, diplomado en Planificación Estratégica, pero está cesante. Un ejemplo: hasta hace un tiempo Héctor pagaba cerca de 90 mil pesos mensuales por el Daflón, un medicamento que palia los síntomas relacionados con la insuficiencia venosa crónica. Eso, más los 35 mil del Vivimex, un neuroprotector indispensable para sobrellevar el Alzheimer.

Y esto es lo que Héctor tiene que pagar mensualmente sólo por dos productos para que su mamá, a pesar de la lejanía en que la tiene el Alzheimer, vida dignamente.

Hace dos años, Camilo Cid –asesor principal en economía de la salud OPS/OMS en Washington DC y ex secretario ejecutivo de la comisión asesora presidencial de salud– resumió en una presentación el empobrecimiento al que pueden llegar las personas por el ítem salud: “El gasto de bolsillo en medicamentos es emprobrecedor en un porcentaje relevante de la población (entre 10% y 20%) pertenecientes a los tres primeros deciles”.

Como siempre, los chilenos con bajos recursos son los más golpeados.

Enfermos y pobres

La iniciativa del alcalde de Recoleta, Daniel Jadue, de crear una farmacia popular, puso contra la pared las violentas cifras del mercado de la salud. El negocio sigue siendo controlado por las grandes cadenas farmacéuticas: Salcobrand, Cruz Verde y Farmacias Ahumadas, que se llevan un 90% de la torta. Estas fueron acusadas de subir el precio de 222 medicamentos a fines de 2008. Sin embargo, la mayor parte de ese mismo listado –según informaciones de prensa– es incluso más caro que hace siete años.

De acuerdo al informe de la OCDE “Panorama de la Salud 2013”, el gasto de bolsillo en salud en Chile representa un 4,6% del consumo final del hogar y es el más alto de la OCDE junto a México y Corea. Además representa sobre un 30% del gasto total en salud. Para un hogar que tiene un nivel de gastos totales de $700.000, lo anterior es equivalente a casi $33.000 mensuales.

Seguir leyendo en: http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2015/10/27/las-violentas-cifras-del-mercado-de-los-remedios/

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *