La trama oculta de las pesqueras: reuniones clandestinas, pagos encubiertos y lobby

CIPER accedió a nuevos correos y documentos que revelan cómo el entonces presidente de los industriales pesqueros, Luis Moncada, pauteaba sin tregua a la senadora Jacqueline Van Rysselberghe, al punto de enviarle minutas con indicaciones legales precisas y responder sus entrevistas. Asipes también le hizo pagos a los cónyuges de los diputados Cristián Campos (PPD) y Clemira Pacheco (PS), quienes confirman y dan su versión. Los correos muestran al ex diputado Frank Sauerbaum (RN), como un eficiente operador de Asipes desde que fue derrotado en la elección de 2013. El domingo fue nuevamente electo.

Poco duró la tranquilidad de los empresarios del sector pesquero. Aunque el gobierno anunció que no revisará la Ley de Pesca –a pesar de todas las pruebas que indican que la industria financió ilegalmente a parlamentarios­–, las aguas volvieron a agitarse con la votación que cosechó el Frente Amplio (FA) y su abanderada Beatriz Sánchez en las elecciones del domingo 19. El programa de esa coalición incluye reemplazar la Ley de Pesca por una nueva legislación que le quite, sin compensación, las actuales concesiones marítimas a la gran industria pesquera, para privilegiar la pesca artesanal.

El resultado de las elecciones promete un problema mayor a los empresarios del rubro, debido a que en los próximos cuatro años tendrán que lidiar con una bancada del FA que incluye 20 diputados y un senador que bregarán por reemplazar dicha ley. Lo más grave para los industriales es que resulta altamente probable que en los eventuales acercamientos entre el FA y el candidato oficialista que pasó a segunda vuelta, Alejandro Guillier, se incluya una nueva Ley de Pesca como prioridad.

Los cuestionamientos a la ley vigente se fundan en la corrupción descubierta en torno a su tramitación en el Congreso: millonarios pagos de la pesquera Corpesca (del Grupo Angelini) al senador Jaime Orpis (UDI) –investigado por cohecho– y a la ex diputada Marta Isasi; así como la colusión de empresarios pesqueros con asesores parlamentarios y autoridades del entonces gobierno de Sebastián Piñera.

Entre los parlamentarios cuestionados por sus estrechos nexos con la industria pesquera, se cuenta a la senadora y presidenta de la UDI, Jacqueline Van Rysselberghe. Una investigación de CIPER publicada en enero de este año demostró que recibió instrucciones del entonces presidente de la Asociación de Industriales Pesqueros del Bío Bío (Asipes), Luis Felipe Moncada, cuando se tramitaba una ley que afectaba los intereses de las empresas (vea ese reportaje).

Reportaje completo es de Ciper Chile: http://ciperchile.cl/2017/11/21/la-trama-oculta-de-las-pesqueras-reuniones-clandestinas-pagos-encubiertos-y-lobby/

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *