Formalización de Jorge Pizarro: así llegaron los dineros de SQM a su cuenta corriente

Al menos $11 millones pagados por SQM a la sociedad de los hijos del senador Pizarro (Ventus), terminaron en la cuenta corriente del parlamentario en 2012. Fue su hijo menor quien se encargó de hacer el traspaso de los dineros. Esa es una de las evidencias que hicieron que la Fiscalía pidiera el desafuero de Pizarro. Pero la trama que lo involucra tiene otras aristas: Carlos Tudela García, hijo de un reconocido lobista DC, declaró que su padre gestionó el pago del último cheque de SQM a Ventus. Ello abre interrogantes sobre el destino del resto de los dineros pagados por la minera a Ventus.

“A mí, evidentemente, me afecta en lo personal que mis hijos se vean expuestos en un caso que es más político y comunicacional. Se expone a la gente por filtraciones y trascendidos, y se les condena de antemano”. Esas fueron las palabras del senador Jorge Pizarro (DC) en abril de 2015 cuando el Servicio de Impuestos Internos (SII) incluyó a la sociedad de sus hijos –Ventus– en una nómina de personas naturales y empresas que recibieron pagos irregulares desde Soquimich (SQM).

En la entrevista que publicó La Tercera su tono fue de reclamo y molestia. “No, no, claramente no”, respondió cuando le preguntaron si el dinero de SQM había financiado su campaña senatorial. Acusó al periodismo de “construir caricaturas”, y postuló una salida al escándalo del financiamiento ilegal de la política: “¿Cómo no se va a necesitar de un gran acuerdo para, por ejemplo, dotar al Servel de facultades fiscalizadoras para controlar las campañas?”. Un estadista.

Pero hubo una información que él omitió en esa misma entrevista: parte de los $45 millones que SQM le pagó a Ventus por trabajos que no tenían respaldo, terminaron en su cuenta corriente del Banco Security.

Esa es una de las evidencias por las que el próximo 16 de agosto el Ministerio Público formalizará al senador Jorge Pizarro. Luego de que hiciera pública la nueva situación procesal del dirigente democratacristiano, las consecuencias políticas fueron inmediatas: el ex presidente del PDC decidió congelar su militancia.

Pero esta historia ya había tenido costos para el senador de la Región de Coquimbo. Cuando se supo que SQM había realizado pagos irregulares a la sociedad de sus hijos, Pizarro se preparaba para asumir la presidencia de la DC. Y asumió, a pesar del duro cuestionamiento de un sector de su partido. Solo duró un año en el cargo hasta que la presión política lo hizo renunciar.

Luego de conocida la decisión del Ministerio Público de formalizar a Pizarro, el abogado del senador y de sus hijos, Cristóbal Bonacic, dijo que la decisión de la Fiscalía “nos sorprende, porque de acuerdo a la carpeta no hay ningún antecedente que dé cuenta de la participación del senador”. Eso no es cierto. CIPER halló las cartolas de las cuentas corrientes de dos de los tres hijos del parlamentario, donde se evidencia que parte de los dineros que SQM le pagó a Ventus -$11 millones del total de $45 millones- fueron a parar a la cuenta corriente del padre, el senador Jorge Pizarro.

LA HUELLA DEL DINERO DE SQM

A pesar que en marzo de 2010 los tres hijos de Pizarro constituyeron la sociedad Ventus, solo dos de ellos señalaron haber trabajado en labores relacionadas con esa empresa: Sebastián y Jorge. Pero fue el menor de los hijos, Benjamín, quien se encargó de traspasar varios millones desde la cuenta corriente de Ventus hacia la cuenta que Jorge Pizarro mantiene en el Banco Security. Fue una operación sencilla.

Una de las facturas que Ventus envió a SQM en 2011

La indagación de CIPER arroja otro dato relevante: los $45 millones que la sociedad Ventus Consulting recibió de SQM, representan el 98% de los ingresos que esa sociedad tuvo desde que se creó, en marzo de 2010. El dinero restante de los ingresos de Ventus ($1.250.000) fue un pago de Usalink, la sociedad que estuvo a cargo de la tienda Puro Chile en Nueva York, donde trabajó Jorge Pizarro Cristi entre 2011 y 2012, mientras acompañaba a su ex cónyuge, quien participaba en un proyecto de la Universidad de Columbia.

El primer traspaso de dinero que llegó a manos de Jorge Pizarro, ocurrió el 6 de febrero de 2012, cuando desde Ventus se transfirieron $4.005.000 a la cuenta que Benjamín Pizarro tiene en el Banco de Chile. Ese mismo día, la misma cifra fue traspasada desde la cuenta corriente del hijo a la cuenta corriente del padre. El segundo pago se hizo efectivo el 2 de abril de 2012, cuando Ventus le depositó $1.998.000 a Benjamín a las 20:41 horas. Una hora después esa misma cifra llegó a manos del parlamentario a través de una transferencia.

El 29 de junio del mismo año, nuevamente Ventus le transfirió dinero a Benjamín Pizarro. Esta vez fueron $5.000.000, los que cinco horas después aparecieron en la cuenta del ahora congelado militante de la DC. En total, $11 millones de Ventus, que a la vez provenían de SQM, llegaron al bolsillo del senador Jorge Pizarro en solo seis meses.

Hay otras platas de la sociedad de Jorge, Sebastián y Benjamín que terminaron en las finanzas familiares. De hecho, el primer depósito que registra la cuenta de Ventus a Benjamín Pizarro, tuvo lugar el 5 de enero de 2012, cuando se le giraron $2.700.000. Cinco días después, esa misma cifra fue depositada por Benjamín en la cuenta de su madre, Angélica Cristi.

Pero la cuenta de Benjamín Pizarro esconde otras transferencias que llaman la atención. El 27 y 29 de marzo de 2012 el menor de los Pizarro Cristi depositó en total $5 millones en la cuenta del Banco Santander de Carlos Ernesto Moreno Beauchemin. Moreno, militante democratacristiano y alcalde de Recoleta entre 1990 y 2000, fue director de Chile Deportes en el primer gobierno de Michelle Bachelet. En carta posterior a la publicación del artículo, el señor Moreno, a quien CIPER intentó contactar sin éxito, el día viernes 14 de julio, al igual que al senador Pizarro y a sus hijos, y solo aceptó hablar su abogado, nos hizo llegar una carta en la que explica:

“Al respecto y para su información, soy felizmente casado con Angélica Cristi, madre de Benjamín Pizarro, desde diciembre del 2013, después de una relación de varios años. En efecto, Benjamín me deposito el monto en dinero que su lamentablemente reportaje publica, el año 2012, como parte de una venta que le hice de mi Peugeot 206, patente CSBJ 63-K. Aún más, años después he vuelto a vender otro auto al mismo Benjamín, a propósito de una renovación o cambio de autos que, como mucha gente, hago cada cierto tiempo. Este auto tenía como patente GTJC 61-K. En ambos casos, cualquier ciudadano y por supuesto sus “investigadores”, pueden constatar las respectivas transferencias entre el suscrito y Benjamín Pizarro en el Registro Civil” (ver carta de Carlos Ernesto Moreno y Nota de la Redacción).

Nota completa en Ciper Chile: http://ciperchile.cl/2017/07/14/formalizacion-de-jorge-pizarro-asi-llegaron-los-dineros-de-sqm-a-su-cuenta-corriente/

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *