ALDHU reclama que secuestros sean considerados crímenes contra la humanidad

La Asociación Latinoamericana para los Derechos Humanos expresó “su más enérgica condena” al secuestro de los periodistas ecuatorianos Javier Ortega, Paul Rivas y del conductor Efraín Segarra, así como el anuncio de sus asesinatos.

“ Una vez más, grupos irregulares al margen de la ley, asociados a las peores organizaciones del crimen organizado, se ensañan contra trabajadores pacíficos, ajenos a sus pretendidos conflictos”, señala el comunicado difundido este sábado.

El Secretario General de la ALDHU, Juan de Dios Parra, dijo que el secuestro de personas debe ser condenado como un crimen contra la humanidad y recordó que la organización reclama desde hace una década que se califique al secuestro en esta categoría, para hacerlo imprescriptible y que sus autores puedan ser perseguidos en cualquier tiempo y lugar.

“El comportamiento de chacales de estos grupos criminales debe motivar a las instituciones políticas, judiciales, militares y policiales de Ecuador y Colombia, a combatirles con todos los recursos que les habilita el Estado de Derecho, para impedir que el relativo éxito de sus acciones los motiven a expandir sus crímenes”, señalaron expresando su “solidaridad con las víctimas y sus familias, y con los comunicadores sociales del Ecuador, que una vez más deben padecer el sacrificio de los suyos”.

Montevideo Portal

http://“ Una vez más, grupos irregulares al margen de la ley, asociados a las peores organizaciones del crimen organizado, se ensañan contra trabajadores pacíficos, ajenos a sus pretendidos conflictos”, señala el comunicado difundido este sábado. El Secretario General de la ALDHU, Juan de Dios Parra, dijo que el secuestro de personas debe ser condenado como un crimen contra la humanidad y recordó que la organización reclama desde hace una década que se califique al secuestro en esta categoría, para hacerlo imprescriptible y que sus autores puedan ser perseguidos en cualquier tiempo y lugar. “El comportamiento de chacales de estos grupos criminales debe motivar a las instituciones políticas, judiciales, militares y policiales de Ecuador y Colombia, a combatirles con todos los recursos que les habilita el Estado de Derecho, para impedir que el relativo éxito de sus acciones los motiven a expandir sus crímenes”, señalaron expresando su “solidaridad con las víctimas y sus familias, y con los comunicadores sociales del Ecuador, que una vez más deben padecer el sacrificio de los suyos”. Montevideo Portal

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *